A UN CLIC, LAS JOYAS DE LA REVISTA DE LA UNIVERSIDAD DE MÉXICO

Yanet Aguilar Sosa
Fuente El Universal
30 de abril de 2014

  • El acervo que tiene buena parte de la historia literaria y cultural del país, con textos de Paz, Pacheco, Fuentes y Reyes ahora es totalmente digital y gratuito

En las miles de páginas que desde 1930 han circulado de la Revista de la Universidad de México hay escondidos tesoros literarios de los más importantes escritores mexicanos e hispanoamericanos. Desde hace algunos días esas joyas escritas por Octavio Paz, Alfonso Reyes, José Emilio Pacheco, Pedro Henríquez Ureña, Alfonso Caso y Carlos Fuentes están a disposición de cualquier persona con un solo clic.

Allí, entre los cerca de 16 mil artículos de 5 mil 578 autores, que están contenidos en las 795 ediciones que ha tenido la revista en casi 84 años, está la reproducción facsimilar del primer poema que Octavio Paz publicó a los 17 años y que fue su última colaboración en la revista en 1982. También está la primera reseña que hizo José Emilio Pacheco cuando rondaba los 19 años y que dedicó a Un hogar sólido, de Elena Garro.

Hay dos textos relacionados con Rulfo: un fragmento de “Los murmullos”, como hasta ese momento se titulaba Pedro Páramo; y un texto de Alí Chumacero donde habla justo de ese libro.

La Revista de la Universidad de México es la revista cultural mexicana más antigua del país y sigue circulando; fue fundada en noviembre de 1930 y con los años se convirtió en la revista de difusión cultural más emblemática de México y de toda Hispanoamérica.

Esa publicación que entre los 50 y 60 del Siglo XX, bajo la dirección de Jaime García Terrés vivió su época de oro porque ahí empezaron a escribir jóvenes como Carlos Fuentes, Emmanuel Carballo, Huberto Batis, José de la Colina, José Emilio Pacheco, Carlos Valdés, Juan Vicente Melo y Alberto Dallal, puede consultarse desde cualquier computadora, en cualquier sitio, de manera gratuita.

“Todos los que son y han sido alguien importante dentro de las letras y la cultura mexicana, en algún momento han pasado por la Revista de la Universidad”, señala el escritor Guillermo Vega.

Y es que en sus páginas está una buena parte de la historia literaria y cultural del país del siglo XX y el XXI. Un acervo que ahora es totalmente digital y en el que se pueden encontrar verdaderas joyas.

Están por ejemplo las colaboraciones de Alfonso Reyes, Antonio y Alfonso Caso, Jesús Silva Herzog, Vicente Lombardo Toledano, Mariano Azuela, Arturo Uslar Petri, Eulalia Guzmán, Salvador Toscano, Julio Ruelas, José Gorostiza, Genaro Estrada, Rubén Salazar Mallén, José Alvarado, Pedro Henríquez Ureña, realizadas entre 1930 y 1939, la primera época de la revista, cuyos ejemplares eran prácticamente inconseguibles.

También están, además del primer fragmento de Pedro Páramo publicado en 1955, y “La siesta del martes”, el primer cuento de Gabo, publicado en México, de 1960, las colaboraciones de Carlos Fuentes como crítico de cine en 1953, caricaturas realizadas por él sobre personajes como Alfonso Reyes, Vasconcelos, José Luis Martínez y Jaime García Terrés.

Entre los materiales que se pueden consultar en línea está la polémica entre Carlos Monsiváis y Jorge Ibargüengoitia, que provocó que este último dejara la crítica teatral. Están los poemas de Paz que después reuniría en Corriente alterna. Pero también es posible, a través de sus páginas digitalizadas, ver los diversos estilos de la historia del diseño editorial en México, allí destacan las portadas diseñadas por Vicente Rojo.

Conseguir toda la colección impresa no fue fácil, pues había muchos faltantes de la primera época. Guillermo Tovar de Teresa donó una colección importante, se encontraron varios números en la Biblioteca José Luis Martínez y 17 números en la Hemeroteca Nacional, esos son los únicos materiales que aún no han subido a la red.

Historia literaria de acceso libre

La digitalización de más de 660 ediciones, cerca de 12 mil 500 artículos, de más de 4 mil 800 autores, que son todos los materiales publicados entre 1930 y 2003, se sumaron a las 121 ediciones, que representan 3 mil 410 artículos de 778 autores publicadas desde 2004 a la fecha, año en que bajo la dirección del escritor y editor Ignacio Solares, la revista entró a una nueva época y se insertó en la tecnología digital.

En 2013, la Revista de la Universidad de México inició la digitalización de su acervo histórico a fin de ponerlo a disposición del público a través de Internet. El proyecto forma parte de Toda la UNAM en Línea, una estrategia planteada por el rector de la UNAM, José Narro, para dar acceso abierto, público y gratuito a los productos, acervos y desarrollos en formato digital generados por la institución y su comunidad.

En febrero, el rector destacó la importancia del dominio unam.mx, pues se ha colocado en el número mil 812 de entre más de 4 millones de sitios a nivel mundial; es el sitio 20 en tráfico total de Internet y el primero entre los sitios de naturaleza no comercial en el país. En el mundo académico, la UNAM está dentro de los primeros sitios.

Narro Robles dio el arranque de salida a la segunda etapa del proyecto: “Queremos fortalecer la red universitaria de aprendizaje, las páginas personales para los académicos e invitar, en particular a los alumnos, a que generen aplicaciones útiles en el tipo de trabajo que se lleva a cabo en esta institución”.

Es así que en la Revista de la Universidad de México todos los contenidos se pueden consultar tanto en su versión HTML como en PDF, con una breve información sobre el autor y con enlace a otras publicaciones del mismo; hay widgets para redes sociales y una opción de impresión directa dentro de cada artículo.

La tecnología desarrollada en su totalidad por la UNAM, a través de la Dirección General de Cómputo y de Tecnologías de Información y Comunicación posee una nueva interfaz con elementos gráficos dinámicos. Incluye una ventana para la consulta de video entrevistas, material exclusivo adicional que no se ofrece en la versión impresa y un enlace para la descarga de la edición digital móvil en formato ePub. También una ventana para la consulta de los programas que la revista tiene en colaboración con TVUNAM, menús de suscripciones a redes sociales y a la versión impresa, y uno más para recibir, vía correo electrónico, las novedades de la última publicación digital, además de contar con banners para publicidad y sitios de interés.

“En 2012 hicimos un rediseño de la página donde incluimos no solamente los artículos del número en circulación sino que además integramos materiales multimedia, por ejemplo entrevistas con autores jóvenes; ahora tenemos versiones para dispositivos móviles, en formato ePub para bajarlo en teléfonos y acaba de ponerse a disposición de todo el público la aplicación para el iPad a través de Apple. Todo es totalmente gratuito, próximamente va a salir la versión para Android”, afirma Guillermo Vega Zaragoza.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *