Apps: Tecnología vintage

Lo antiguo en el último grito tecnológico

Por Yuriko Hiray Montes

Los avances tecnológicos en las aplicaciones móviles nos acercan cada vez más al pasado. Esto es posible cuando se mezclan la tecnología y los estilos antiguos.

Con la digitalización y la gran oferta que nos brinda Internet para crear, distribuir y producir cine, era de esperar que pronto las tecnologías móviles inventaran una nueva forma de crear cine al alcance de cualquier persona, con aplicaciones de uso sencillo, mejor conocidas como “apps”. Este es el caso de Cinemagram, una aplicación para iOs que permite producir pequeños vídeos con filtros de cámaras lomográficas; el resultado puede compartirse en la red social de la aplicación.

Era impensable el efecto que tendría esta tecnología móvil, tanto en la modificación del sistema de comunicación, como en el escenario de la fotografía y el cine. Con la inclusión de sistemas fotográficos de calidad cada vez mayor, cualquier persona con un smartphone puede sentirse un verdadero fotógrafo. Ahora, gracias a los avances tecnológicos en materia de grabación y una aplicación que registra nuestros vídeos en la red, podemos sacar a flote la creatividad cinematográfica y compartirla.

Las tendencias tecnológicas buscan mercado en el atractivo estilo de lo antiguo, ya que de cierto modo los avances en el ámbito fotográfico y del cine nos acercan, con una buena dosis de nostalgia, hacia las viejas prácticas; es decir, la moda vintage. Así sucede con la exitosa aplicación Instagram, la base del Cinemagram, realizada por Factyle –también creadores del Smartr, una app que ordena de manera intuitiva la información de nuestros contactos en las redes sociales—. Esta tecnología ocupa filtros de cámaras antiguas con un toque de modernidad.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *