Reeditan la obra de Jaime Sabines


Los impulsó el deseo de corregir las erratas surgidas en los múltiples procesos de reimpresión de los poemas de Sabines

El Informador | 29 de octubre de 2012
Eugenia Coppel

Guadalajara, Jalisco.- La literatura fue siempre un asunto cotidiano para los hijos de Jaime Sabines, con quienes el poeta compartió desde pequeños la vasta biblioteca que fue creando a través de los años. Y aunque ninguno de los cuatro siguió el camino profesional de su padre, fueron ellos los que, en fechas recientes, decidieron reeditar sus obras completas.


Los impulsó el deseo de corregir las erratas surgidas en los múltiples procesos de reimpresión de los poemas de Sabines. Como explicó Julio, el único varón y principal promotor del proyecto, su padre ya había encontrado muchos errores que se iban corrigiendo en los nuevos tirajes; pero siempre aparecían nuevos, ya que se debía recapturar todo el texto para la impresión. Incluso se llegaron a perder líneas o poemas completos, y recuperarlos fue parte del reciente esfuerzo.

«Nos dimos a la tarea de confrontar las últimas reimpresiones de la obra con las primeras ediciones de cada libro, y esas a su vez con los manuscritos originales, para lograr así una edición lo más limpia posible de su obra», expresó Julio Sabines vía telefónica, y si bien los cuatro nuevos volúmenes pueden no estar exentos de errores -aclaró– sí constituyen lo «más cercano a la obra tal como la escribió el poeta».

La iniciativa de los herederos coincidió con el 50 aniversario de la editorial Joaquín Mortiz -incorporada al Grupo Planeta– que aportó los recursos necesarios para completar el proyecto.

Bajo un criterio meramente cronológico, se unieron en el primer volumen los poemas contenidos en Horal y La Señal, los dos primeros libros del chapaneco. En el segundo libro se incluyeron los textos de Adán y Eva, Tarumba, Diario Semanario y Poemas en Prosa; en el tercero, Yuria y Poemas Sueltos; y en el cuarto y último volumen Algo sobre la muerte del Mayor Sabines, Maltiempo y Otros Poemas Sueltos.

Para el hijo de uno de los más grandes exponentes de la poesía del siglo XX en México, este proyecto «fue un encuentro personal con el padre y con el poeta (…) Nos acordamos de muchas anécdotas y nos dimos cuenta de que él tenía una manera muy particular de escribir la poesía, que era de un tirón y sobre la marcha corregía las palabras, lo que es muy claro en sus manuscritos. Era una poesía muy personal; que hablaba de él como una manera de identificarse con los demás».

El mismo Sabines afirmó alguna vez en una entrevista del diario El País, que la poesía era simplemente otro medio de comunicación: «Un puente que tendemos entre dos soledades, entre la del lector y la mía».

El de Jaime Sabines «es un mensaje humano», agregó el historiador; por eso, aunque los tiempos hayan cambiado, Julio, Judith, Julieta y Jazmín esperan que la presente reedición sirva para que los más jóvenes se introduzcan a la obra de su padre. De ahí que esté dividida en cuatro volúmenes -a diferencia del Recuento de Poemas, un solo volumen con la obra completa de Sabines–; con la esperanza de que al ser más asequibles, los libros lleguen a más manos.

Julio Sabines recordó entonces una reflexión de su padre: «Él decía que la poesía no tenía una utilidad práctica inmediata pero que servía para ampliar la mirada del ser humano, para alejar el horizonte. Y esa es la esperanza que tenemos: que esa poesía le sea útil, en ese sentido, a los nuevos lectores».

Perfil

Jaime Sabines (1926-1999) nació en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Fue el menor de tres hermanos, hijos de un mayor libanés refugiado primero en Cuba, y más tarde en México. Publicó sus primeros poemas en un periódico escolar llamado El Estudiante, en el que participó junto a Rosario Castellanos. Comenzó a estudiar la carrera de medicina, a la que renunció para después estudiar Lengua y Literatura Española en la UNAM. Alternó sus actividades literarias con programas de radio y en 1977 obtuvo el Premio Xavier Villaurrutia. También fue diputado local en Chiapas, de 1976 a 1979, y en 1988 formó parte del Congreso de la Unión.

Temas relacionados:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *